CrossFit o el entendimiento de que todo es posible.

Llevo tiempo dándole vueltas al tema. No se por dónde empezar, ni cómo seguirá. Tampoco se cómo terminará. El caso es que siempre he tenido muy presente la conexión entre nuestro estilo de vida y nuestro ser/estar emocional. Esto no lo digo yo, hay ciencia detrás de sentirte bien cuando haces deporte. Pero lo que yo quiero es ir un poco más allá, e intentar enfocar CrossFit como moldeador de personalidad, pienso.
Antes de seguir voy a divagar un poquito más. Todos sabemos que CrossFit no ha inventado nada en si mismo. Correr, levantar pesos y subir a cuerdas lleva haciéndose durante cientos de años. PERO, las técnicas adecuadas, los mejores centros especializados, los mejores entrenadores, los últimos avances y modelos en nutrición…, solo estaban al alcance de unos pocos, en un ambiente de élite. CrossFit ha democratizado el deporte. Ha hablado de lo beneficioso de la halterofilia para nuestros abuelos y niños, y muchos hemos empezado a verlo y vivirlo. El legado que CrossFit dejará al mundo del deporte y de la salud es indescriptible en unas cuantas líneas. Es mejor que lo descubráis por vuestra cuenta. Más adelante entenderéis por qué he hecho este inciso.
A lo que iba. CrossFit te moldea, y no solo físicamente. Hemos visto a muchos gallitos convertirse en pollitos delante de una barra. Al igual que hemos visto a gente con muchas inseguridades crecer como Hulk, y no me refiero a ponerse grande y verde, sino a que estas inseguridades desaparecen. CrossFit te pone en tu lugar, te lo encuentra si no sabes cuál es. Humildad y, si, mejor persona. Nosotros lo hemos vivido en nuestra propia piel. Muchos de vosotros nos lo habéis contado, con la suerte añadida de haber encontrado y descubierto CrossFit en un box, entrenando con otra gente/atletas, codo con codo, iguales pero todos diferentes en condiciones, la pura esencia. Ya nada es igual después de los primeros thrusters, menos aún cuando tu compañero de wod termina y se va corriendo a animarte para que acabes. Esto que en principio parece tan simple, poco a poco se convierte en una forma de plantear tu vida. El pensamiento positivo, el celebrar los éxitos de los demás, el querer mejorar día a día ya no solo existe en el box, sino también en la calle. Estos patrones de comportamiento están ligados a un fuerte componente emocional. Todo va sobre espirales. Quiero poner el ejemplo de uno de nuestros atletas. (Aunque no diré tu nombre, sabes que me refiero a ti, y estamos muy orgullosos de tu trabajo y el cambio que has comenzado. Eres ejemplo macho). Él ha llevado una vida sedentaria que le ha regalado, con 33 años, el peor estado de forma, salud y sobrepeso que podía imaginar, así de duro. Como yo digo estaba dentro de una espiral negativa. Solo había que pararlo, darle media vuelta y que empezara a caminar en el sentido opuesto, hacia donde la espiral se abre. ¿Cómo? No lo se. El caso es que en La Caja, entrenando CrossFit, ha sentado este patrón, en vez de sentarse en una bici estática, o peor aún, seguir sentado en el sofá. Ahora levanta 120Kg en peso muerto, y es poco, irá a por más. No le decimos que corra durante una hora a ritmo lento, sí mejor “dale una vuelta a la manzana al ritmo más rápido que puedas, controlando”. Y esa emoción de verte cada vez mejor, de ver que siempre puedes más y más, ese estado de éxito se traslada a tu día a día. Ni más ni menos. Si la emoción es positiva, todo se ve de distinta manera. Está claro que los malos momentos existen, no digo que nuestra vida se convierta o vaya a ser un camino de rosas, pero siempre es mejor que el éxito, y no el fracaso, esté integrado y grabado en nuestro ánimo. Y CrossFit, o subir a la cuerda, o poner 100 kilos encima de mi cabeza, o dar una vuelta a la manzana sin ahogarme, o entrenar duro e intenso, ayuda a que así sea. Yo ya he entendido que todo es posible. ¿Y tú?

No comment.

“CrossFit enseña a la gente cómo moverse. Son patrones de movimiento esenciales para la vida, esenciales para tu bienestar, tu independencia. CrossFit son movimientos funcionales realizados a alta intensidad. Mover cargas pesadas, rápidamente por distancias largas. Todos hacemos lo mismo: sentadillas, levantamientos, saltar, lanzar. Son movimientos naturales, anteriores a los gimnasios por millones de años. Te alteran a nivel molecular. Todo tu ser cambia: eres más fuerte, más flexible. Tu seguridad se eleva significativamente al fijar patrones de éxito en toda tu vida.
Con solo entrar ves que las diferencias son obvias. En un gimnasio convencional, casi todos tienen auricuales, leen el diario…Es una experiencia solitaria entre mucha gente. En uno de nuestros gimnasios eso no es posible. Los nombres de los competidors están en la pizarra. 3, 2, 1…vamos! el reloj arranca. El último chico o chica en terminar es vitoreado como un héroe. Es pura democracia, un fenómeno espontáneo. El resultado es una comunidad unida por creer en sí mismos, creer en el otro. Estamos unidos por el entendimiento de que todo lo bueno requiere sangre, sudor y lágrimas. Y el sacrificio compartido crea lazos que unen.”

-Greg Glassman-

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Tags: , , , ,

ATLETAS HÍBRIDOS.
Calle Agricultura, 19 - 23400 Úbeda (Jaén) Spain