Bien calzado para correr, bien calzado para levantar.

              
Hay muchos factores que pueden mejorar nuestro rendimiento en un entrenamiento. Uno de ellos es el propio entrenamiento, claro, que debe estar bien estructurado y “programado”, de esto ya nos ocupamos nosotros. Otro factor, ya lo hemos visto, es la nutrición, y de eso solo vosotros sois responsables, nosotros solo podemos aconsejar. Tanto lo que comimos después del último entreno, como lo que llevamos comido antes de entrenar nos puede afectar. Si no nos recuperamos correctamente después de aquellos pesados deadlift con burpees sobre la barra, hoy me costará más, y si encima vengo recién comido un vaso de leche con galletas, más aún. Esto es así. Otro factor que puede ser influyente puede ser, aunque os parezca nimio, nuestro calzado.
¿Te pondrías unas botas de basket para correr una marathon? ¿Por qué usar entonces unas zapatillas de running para hacer arrancadas? Incluso esas zapatillas de running que siempre hemos usado, con drops exagerados (diferencia de altura entre talón y punta), amortiguadores y cámaras de aire, merecerían un debate acerca de su escaso valor para una carrera óptima y de su gran valor para lesionarnos. El que escribe ésto, después de pasar a zapatillas de transición y después a calzado minimalista, aboga por quemar los pares de running que tengáis y probéis a correr como debe ser, sin talonar, metiendo metatarsos e impulsándonos con nuestro amortiguador natural y no frenándonos con nuestros talones.
Hay grandes opciones en el mercado para elegir unas zapatillas que sean versátiles, que nos sirvan lo mismo para un roto que para un descosío, lo mismo para un deadlift que para unos 400 metros y vuelta a levantar. Yo me quedo para empezar con Inov-8, y su modelo  F-Lite 195. Es una zapatilla de transición creada en principio para correr en asfalto y que ha tenido gran éxito entre crossfiteros por su ligereza (solo pesan 195 gr) y estabilidad a la hora de coger pesos. Inov-8 tiene otros modelos más minimalistas (drop 0), la gama Bare-X o Road-X, incluso un modelo creado específicamente para CrossFit, las Bare-XF 210, pensadas para interior pero que ofrecen gran rendimiento en carretera, agarre y resistencia. En este enlace podéis ver multitud de marcas y modelos de zapatillas de perfil bajo para distintos usos. Poned especial atención a Inov-8 y New Balance.
Para los días de Oly/Potencia, también hay grandes opciones. Unas más caras otras más baratas. Reebok incluso creó una zapatilla de halterofilia híbrida, muy ligera y flexible, que permite levantar y saltar comba en el mismo entreno. En Wlshoes.com  podéis ver éste y otros tantos modelos.
¿Es necesario tener dos pares de zapatillas, unas para levantar y otras para los wods? Puede ser recomendable si queremos ver nuestros levantamientos mejorar. La forma del calzado de halterofilia ha ido evolucionando conforme las técnicas de levantamiento cambiaban y los pesos a levantar aumentaban. Los atletas requerían un calzado que favoreciese la flexión del tobillo, la rodilla y la cadera para meterse profundo bajo la barra, mantener el tronco erguido y no perder estabilidad en la recogida de los pesos. Hay un artículo muy interesante (en inglés) que habla largo sobre ésto, con imágenes espectaculares de los primeros levantadores (merece la pena traducir al indio con google).
Recuerda que en el box, “lo que pones en los pies es tan importante como cualquier otra pieza de equipamiento deportivo. Llevar el calzado adecuado para tus levantamientos y tus wods no solo aumentará la eficiencia, la forma y la comodidad durante tu entrenamiento, sino que también aumentará tu seguridad y evitará posibles daños”. Wlshoes.

Comentarios

comentarios

Powered by Facebook Comments

Tags: , , , , , , ,

ATLETAS HÍBRIDOS.
Calle Agricultura, 19 - 23400 Úbeda (Jaén) Spain